Geoposicionamiento de precisión de cavidades andaluzas: Sierra de las Nieves

Para acercarnos a la entrada de una cueva o sima nos bastan unas coordenadas razonablemente precisas tomadas con un GPS convencional (de esos que todos usamos) que presentará errores de algunos metros en función de la visibilidad de los satélites y de su geometría en el momento de la toma de datos. La presencia de árboles o una orografía accidentada reducirá sensiblemente esa exactitud. Siendo claros: un error de 10 m en el posicionamiento de una entrada carece en la práctica de importancia para localizarla.

Pero una cosa es ir a una cavidad y otra muy distinta es plantearnos un trabajo sobre una zona concreta. Aquí la precisión sí que es importante.

Cuando nos planteamos un trabajo, por ejemplo en el karst de yesos de Sorbas, cuando pretendemos estudiar cómo funciona esa enorme red de drenaje subterráneo, los errores de un GPS convencional se tornan en inaceptables. La precisión del posicionamiento de la entrada, en conexión con una buena topografía que se inicie en esas mismas coordenadas, y todo ello conformando una red con el resto de cuevas y simas (coordenadas y topografías) permitirán analizar el funcionamiento interno y conocer con bastante exactitud hacia dónde hay que seguir forzando (si es que fuera importante hacerlo). Esa precisión nos permitirá ayudar a conocer mejor el funcionamiento de ese karst.

En esa línea, La Comisión de Topografía de la Federación Andaluza de Espeleología se planteó hace algún tiempo la necesidad de realizar el geoposicionamiento de precisión en algunas de las zonas kársticas más emblemáticas de nuestra geografía. El objetivo era doble: facilitar a los distintos grupos de espeleología que están trabajando en ellas esa información precisa y realizar el cambio de DATUM al ETRS 89, nuevo DATUM europeo y único en España a partir de 2014.

Pero para realizar este trabajo no podemos recurrir a los GPS convencionales. Hay que usar otros equipos:

El GPS diferencial emplea una estación GPS de referencia ubicada en estática en lugares de coordenadas muy exactas y un receptor GPS móvil. La estación de referencia comprueba las medidas respecto a los satélites y gracias a su conexión con la Red Andaluza de Posicionamiento (R.A.P.) puede comparar los datos y calcular los errores del sistema en la lectura facilitada por los satélites, las correcciones oportunas serán transmitidas a los datos obtenidos por el receptor móvil, que es el que se posiciona en las bocas de las cavidades. Obteniendo así precisiones que en función del equipo empleado pueden variar entre cm y mm en distancias horizontales. El sistema puede efectuar correcciones en tiempo real o bien mediante datos para un proceso posterior.

Con este planteamiento de trabajo, la Comisión de topografía ya realizó una primera toma de datos en Sorbas en verano de 2012 en la que se geoposicionaron mas de 400 entradas de las conocidas. Esperamos que la información aportada sea de utilidad a los equipos que allí trabajan.

En una segunda actividad, el pasado 11 y 12 de mayo, miembros del Grupo Espeleológico G40, en coordinación con la Comisión de Topografía y con el GESM de Málaga han realizado una toma de datos en la Sierra de las Nieves. Se han situado cerca de 80 cavidades, entre ellas las más emblemáticas de esta sierra. A partir de aquí, las topografías en red permitirán conocer con exactitud a qué distancias se encuentran las estaciones topográficas de cada cueva o sima respecto a las de otras cercanas. Podremos conocer datos bastante exactos de distancias, rumbos para la aproximación, desniveles previstos, etc.

Si encontramos errores en posicionamiento de bocas de cavidades de cerca de un centenar de metros, en distancias horizontales, como ha sido el caso (y también en distancias verticales hay errores importantes) objetivamente, para bien o para mal son datos que habrá que tener muy en cuenta en futuras exploraciones. Y conste que en ningún caso queremos ni plantear que las cosas se han hecho mal, sencillamente se han hecho con los medios de que en cada momento se disponía (que no es poco). Por suerte hoy contamos con mejores instrumentos, lo que nos permite una mayor precisión que, seguramente, mañana será poca.

Ir al trabajo completo en PDF:  http://www.cota0.com/wp-content/PDFS/GPSdiferencial.pdf 

Comisión de Topografía de la Federación Andaluza de Espeleología

Grupo Espeleologico G40

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.