Murciélagos ‘fichados’

Medio Ambiente de la Junta de Andalucía culmina, tras 17 años, el censo de quirópteros cavernícolas con grabaciones de cámaras de vídeo y de audio. El conteo de estas especies amenazadas es quizá único en el mundo, los Técnicos de Medio Ambiente siguen la evolución de las colonias de cría.

En 1993, la entonces Agencia del Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Estación Biológica de Doñana firmaron un insólito proyecto: contar todos los refugios donde habitan las distintas especies de murciélagos cavernícolas en la comunidad (unas 25), muchas de ellas en peligro de extinción y otras endémicas de este territorio.

Ahora, tras 17 años, y gracias al uso de las nuevas tecnologías, la Consejería de Medio Ambiente ha concluido el primer censo, quizá único en el mundo, de estos quirópteros amenazados. Las visitas a las oquedades donde habitan estos animales (a diferencia de otros murciélagos forestales, fisurícolas o urbanitas), los relatos de los vecinos que han observados colonias o la bibliografía fueron el apoyo en los primeros tiempos para localizar a los ejemplares. Luego llegaron técnicas más sofisticadas de observación que evitaron el contacto con los murciélagos, no sólo por no molestar al animal, sino por la propia seguridad de los trabajadores.

Para proceder al conteo, la metodología principal en estos tres últimos años ha sido la grabación con cámaras de vídeo con iluminación infrarroja y el registro de señales sónicas. Las imágenes eran tomadas al atardecer durante dos horas en los lugares donde se observaron avistamientos y, posteriormente, los técnicos las visionaban para elaborar el muestreo. Gracias a las señales sónicas se diferenciaba a las especies.

De ese continuo seguimiento a los murciélagos cavernícolas, al estilo Gran Hermano, se ha determinado que la especie menos frecuente es el murciélago mediano de herradura, observada únicamente en 24 de los 245 refugios considerados importantes. En total, esta acción ha contemplado el muestreo de 211 colonias de cría en toda Andalucía distribuidas en minas, canalizaciones subterráneas o edificios. El refugio más destacado en la comunidad se encuentra en Mina de Sotiel Coronada, ubicado en el término municipal de Calañas (Huelva).

Se trata de un pozo maestro de una antigua explotación minera que ha llegado a albergar el 25% de la población total andaluza.

Y sin molestias. Los técnicos han observado incidencias -por deportes de aventura, excavaciones arqueológicas o turismo masificado- hasta en 213 refugios.

Ese análisis ha permitido conocer un descenso poblacional anual de un 6,8%. Medio Ambiente ha proyectado actuaciones de conservación urgentes, financiadas con fondos europeos. Se tratará, bien de cerrar las cavidades para que no entren personas, o de abrirlas, si se han ocultado por vegetación o derrumbes. Todo para que estos murciélagos ya fichados, sigan siendo observados y conseguir así su supervivencia.

A. Fuentes / SEVILLA

europasur.es

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.