Víctor Ferrer Rico

Víctor Ferrer es miembro del Flash Black Corb.

Nació en Quesa (Valencia), Desde 1969, con trece años, que comenzó la práctica espeleológica han sido muchos los avatares vividos y los éxitos logrados.

Fue miembro del SES del CE Puigmal de Barcelona,

En 1974 pasa a formar parte del GES de Barcelona desde donde comienza a editar la revista Sotaterra.

En la década de los 80 empieza a desarrollar una labor de estudio, fotografía y publicaciones espeleológicas. Yse encauzan extensos trabajos de exploración en las Sierras de Aralar, Picos de Europa y otras zonas del país.

En el año 2000 fundó el Flash Black Corb,  y su pasión por la fotografía subterránea le llevan a iniciar un impresionante proyecto que recorre las cavidades más importantes del Arco Mediterráneo.

¿Cómo llegaste a la Espeleología?

Fue en mi pueblo, Quesa en la provincia de Valencia, creo que tenia 12 años. Estábamos bañándonos en el rio y apareció “otro catalán” como yo, se llamaba José Luis Galdón y me llevo a la cueva de los Arroces. Al salir me enseño una foto en blanco y negro colgando de un electrón. Tardé más de 30 años en volver a verlo en Barcelona. A muerto hace poco pero me dio una foto de los años 50 de su familia con un carburero en la boca de la Cueva de les Dones para el libro que ahora mismo tengo en la imprenta. Espero que pueda ver el libro desde donde está, si no ya se lo llevaré algún día cuando vaya por allí pero antes tengo que terminar nuestro proyecto Mediterráneo.

¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo subterráneo?

Mi amigo Juan Cano me llevo de excursión a Sant Llorenç de Munt para ligar con unas nenas y resulta que eran espeleólogas. Formamos un nuevo grupo de espeleología en el Centro Excursionista La Llagosta y publicamos una revista que se llamaba Camins con una entrevista a Emilio Reyes y una ficha del Avenc de Sant Roc. Teníamos una campaña espeleológica en el Atlas Argelino y nuestro presidente, un tal Martell, se fugo con la pasta.

Éramos unos niños, yo sólo tenía 14 años cuando me quede sin club y entonces me fui con los del GIEG de Granollers y después sólo con un par de jumars y una cuerda a engancharme con quien me quería por Garraf.

Un día rescate 11 niños entre 9 y 12 años dentro del Avenc dels Llambrics. Los encontré llorando en una salita y no se atrevían a salir. No pasaban más cosas por casualidad.

¿Qué has encontrado en la Espeleología que otro deporte no te ofrezca?

A mi mismo y también a los demás.

Desde tus  comienzos en la espeleología ¿Cómo ves los cambios evolutivos que ha sufrido nuestra actividad?

Cada vez mejor. Ahora se respeta más la cavidad y todo el mundo a espabilado haciendo topos y trabajos. La técnica a evolucionado mucho aunque tiene la misma base que en los 80. La topografía y la fotografía han avanzado mucho.

El interés por la geología es mucho mayor, pero la biología sigue siendo la gran desconocida de los espeleólogos.

Tu profesión como publicista te abrió las puertas de la fotografía. ¿Crees que la fotografía subterránea es la gran desconocida de nuestra actividad?

Al contrario, cada vez hay mejor nivel y cualquiera hace fotos donde se ve correctamente la cueva. Otra cosa es hacer fotos con diferentes flashes pero ya hay muchos fotógrafos buenos que me hacen flipar.

La publicidad es otro mundo con mucha técnica y creatividad. He tenido la suerte pisar fuerte con mis proyectos aunque detrás ha habido mucha foto oscura y muchos errores. El primer video que hice ganó el premio a la mejor película subterránea española en el Festival Internacional del Espeleoclub de Gracia. Me dijeron, has ganado porque sólo hay tres más y son malas.

Al año siguiente presente un interesante documental llamado “Picos Atracción Vertical” y volví a ganar, entonces los de Al filo de lo Imposible que también participaban, me dijeron “has ganado porque eres catalán”.

Ya no he vuelto a presentar más videos a concursos aunque nuestro audiovisual del Mediterráneo combina el video HD con las fotos de las cuevas.

¿Qué es el Flash Black Corb?

Es un grupo de fotografía subterránea muy atípico. Cada componente es de un pueblo, ciudad o país diferente. No hay más de dos espeleólogos del mismo lugar y no tenemos sede social. Nos vemos en las cuevas con la maquina de fotografiar en la mano.

Hace diez años que se me ocurrió formar un grupo específico y ha funcionado muy bien hasta ahora. Practicamos un tipo de fotografiar rápida y de reportaje.

¿Qué proyectos está llevando a cabo actualmente Flash Black Corb?

Campañas fotográficas en Cerdeña, La Cueva de Nerja en Málaga, La Cova de les Dones en Valencia y también tenemos que ir a Sicilia, Fuentemolinos y todas las cavidades de conglomerado de nuestro país.

También esta previsto hacer cursos internos de perfeccionamiento para que “los cuervos” aprendan a usar la técnica fotográfica.

¿Cómo nació el Proyecto Cuevas y Simas del Mediterráneo y cuál es su objetivo?

Nació en el porche de la Cueva del Gato. Yo había dejado la espeleo para criar a mis nenes y me escape de Zahara de los Atúnes para ver la sierra.

Había una cuerda y un tío con casco le enseñaba a bajar a otro y me dijo. Qiyo! Si quieres te enseño a hacer rapel. Yo le mire de reojo y sin decir palabra me metí en la cueva y mi alma se lleno de tristeza por haber dejado la espeleo.

A la vuelta a Barcelona envié a mi sobrino al Congreso de Ronda con la idea de tener contactos con los espeleólogos locales. Fue como la Reconquista, comenzamos con Balti Felguera en Campillos y nos convertimos en un pequeño ejército que iluminaba oscuras cuevas y las descubría ante el mundo mientras los demás se limitaban a discutir si la tecnología digital y la analógica eran o dejaban de ser.

Hicimos el primer libro con una Sony de 4 megapixels y todavía cuando miro el libro me sigue gustando el resultado.

El objetivo sigue siendo publicar uno a uno los libros de los diez países mediterráneos. El libro de Francia ha significado un esfuerzo considerable pero el resultado ha superado mis expectativas.

El tiempo dirá pero de momento seguimos en Cerdeña donde ya llevamos dos campañas fotográficas. Italia va a necesitar dos libros y Grecia ni se sabe pero no hay prisa, lo importante es conocer a fondo las zonas más impactantes del Mediterráneo.

 

Foto: Victor Ferrer

La exposición fotográfica del Proyecto estuvo presente en el Sonymag Photo ¿Qué elementos la componen?

 

Un panel de cada región con los países implicados, Gibraltar, España, Francia, Cerdeña y Sicilia. También un audiovisual de 50 minutos de duración y con nuestra presencia para proyectarlo.

Se necesita una sala de  exposiciones con 25 metros de pared e iluminación superior. Normalmente se hace en centros cívicos donde hay salas de exposiciones.

¿Es posible contar con la exposición en cualquier ciudad? ¿Cómo se puede solicitar?

Entrando en la pagina web en el apartado exposición hay un Pdf con el contenido e información grafica que se puede descargar. También contactando con el club en el e.mail: flashblackcorb@hotmail.com, o a través de nuestra web: http://web.mac.com/victorferrer

Actualmente están publicados dos libros de Cuevas y Simas del Mediterráneo. ¿Qué podemos encontrar en cada uno de ellos?

En el primero las mejores cuevas de Gibraltar, España y Catalunya Nord (Pirineos Orientales para los franceses que no viven allí). El recorrido por la costa de este primer libro es de 1.500 kilómetros.

El segundo continúa por el Languedoc y la Rouergue y tiene las cavidades más míticas  y bellas de Europa muy conocidas por ser el escenario de las exploraciones de Martel, Robert de Joly y otros exploradores. El recorrido de este libro por la costa no llega a los 200 kilómetros.

¿Para cuándo el tercer libro de éste Proyecto? ¿Qué cavidades abarcará?

Llevamos dos campañas en Cerdeña (Italia). La gran cantidad de grandes cuevas y simas hacen de esta isla un lugar tan especial como el anterior libro de Francia. Mucho más salvajes y nuevas, los descubrimientos de cuevas se suceden y va a ser un largo trabajo durante dos años más por lo menos.

Sicilia también tiene bonitas cuevas volcánicas y de yeso, pero menor cantidad de cuevas a incluir en el tercer libro.

¿En qué zonas del Proyecto  estáis trabajando actualmente?

En Cerdeña y Sicila.

Los fotógrafos en el mundo subterráneo alcanzan a tener un punto de vista, que otros compañeros dejan atrás… ¿Qué buscas con tus impresionantes imágenes?

Mostrar la cueva tal y como es, desnuda. sin oscuridad.

Has trabajado con multitud de compañeros espeleólogos ¿Cómo consigues implicarlos en tus proyectos fotográficos?

Se implican solos, cuando les digo que vamos a ir a su zona se preparan para realizar las sesiones fotográficas y se implican hasta tal punto que algunos se apuntan al club.

Flash Black Corb ya es un club internacional.

Los espeleólogos suelen ser personajes muy “ácratas”… ¿Cómo consigues que tus modelos aguanten las largas sesiones de fotos en las profundidades…?

Si no son del club aguantan mucho mejor pero no puedo quejarme. Tenemos bastante paciencia en general, quizás el peor sea yo cuando fuerzo el ritmo o cuando mis compañeros esperan que sepa solucionar una foto difícil y yo no la veo clara y voy cambiando ubicaciones. A veces los “cuervos” que son muy autónomos se van al fondo de una sala de 120 metros con el flash y cuando me doy cuenta que no hacen falta allí y le hago volver se lía un pequeño pollo de falta de compenetración.

La verdad es que no es fácil trabajar conmigo porque soy totalmente dado a la improvisación. Son muy pacientes pero un día se cansarán y entonces les echaré de menos si dejan la espelo (a veces tengo la extraña sensación de que viviré siempre como el Conde Drácula para poder terminar el proyecto)

Tus exploraciones y proyectos fotográficos te han permitido trabajar junto a espeleólogos de diversas nacionalidades y habrás vivido momentos inolvidables ¿Con cuál te quedas?

Que difícil contestar! Los más inolvidables siempre con los cuervos porque es un milagro que todavía pueda tenerlos a mi lado después de 10 años.

He trabajado con fotógrafos maravillosos como Michel Renda y Daniel Cailloux que hacen fotos en 3D y también con Peter y Ann Bosted asiduos fotógrafos de Lechugilla. También con Javier Les y con el veterano Félix Alabart que forma parte de nuestro club con 80 años.

El mejor momento fue el día que exploramos la nueva vía lateral en sima GESM, fotografiando todo lo que se iba descubriendo hasta casi 700 metros de profundidad.

Cuando se combina el descubrimiento con la fotografía es genial

Esas actividades te habrán reportado cientos de anécdotas ¿Cuál te gustaría resaltar?

En el libro de Francia esta la Grotte de la Montagne Noire, que tiene unas maravillosas excéntricas de color verde.

Nada en esas placidas paginas plagadas de formaciones que parecen verduras hacen presagiar que ha sido una de las sesiones fotográficas más peligrosas.

La sima de entrada es un terrible sumidero que entró en carga y aunque la geoda esta en un meandro lateral muy tranquilo, los 80 metros de pozos estaban en crecida con terribles cascadas que arrastraban piedras. Salir fue muy peligroso.

¿Qué piensas de que nuestra actividad no esté lo suficientemente reconocida por organismos y otros entes? ¿Ó crees que ya se está viendo la luz “al final del túnel”?

La verdad que hace ya mucho tiempo que perdí la esperanza en los ”organismos y entes”

Aunque creo que va mejorando la relación y las federaciones por lo menos trabajan bastante duro por sus colectivos y ahora me merecen un gran respeto en general.

Ayuntamientos y gobiernos, dependen de la persona que tengan en su cargo ya son más o menos receptivos aunque poco a poco se va consiguiendo un ansiado reconocimiento. 

¿Crees que se recibe el suficiente apoyo de los organismos oficiales para llevar a cabo un proyecto como este?

Los organismos oficiales no se han implicado mucho en el Proyecto Mediterráneo porque tampoco se lo he pedido. El proyecto ha tenido su apoyo en los espeleólogos al comprar los libros. Sin ese apoyo el proyecto dejaría de existir  evidentemente.

Creo que ahora mismo es un mal momento a causa de la crisis y el impacto negativo que está teniendo sobre la compra de los libros que es el verdadero motor del proyecto. Es realmente un momento muy peligroso para nuestro proyecto.

Cuando ves que los espeleólogos disfrutan viendo el nuevo libro pero no lo compran porque tienen miedo del futuro o no tienen trabajo dan ganas de abandonar el proyecto por el riesgo económico que esto supone.

Afortunadamente se hacen muchas presentaciones y se asisten a muchos congresos y el segundo libro va saliendo paso a paso tanto en España como en Francia.

Las federaciones han apoyado siempre el proyecto de forma simbólica con su reconocimiento a nuestro trabajo y también al facilitarnos presentaciones en sus comunidades, etc., pero la asignación de recursos que disponen es mínima y mucho más necesaria para las actividades de otro tipo de actividades tradicionales como la exploración, campañas, etc.

¿Qué piensas de que se haya instaurado la Competición en la Espeleología?

Para dinamizar el deporte y también para que la juventud tenga un buen nivel me parece genial.

Pero a mi no me pillarán nunca porqué lo que más me gusta de este deporte es que no es competitivo más que con uno mismo.

Dentro de las cuevas que es donde yo voy no hay competición, o sea que para mi nada a cambiado. Por otro lado si la competición no se lleva el poco dinero de  las asignaciones para campañas vamos bien, sino vamos mal.

¿Crees que estas competiciones crearan la “Escuela” suficiente de nuevas generaciones de Espeleólogos? ¿Ó habría que buscar otras alternativas para acercar a la juventud a ésta actividad?

Creo que la espeleo siempre ha sido minoritaria y la masificación no es aconsejable.

No me preocupa pensar que haya recesión. Si hay cuevas, siempre habrá espeleólogos. La alternativa es la de siempre pero de verdad. Si los chavales tienen un perfil culto se quedarán por la geología o por la biología o por la topografía o por la fotografía, esos es lo que hay que potenciar para que los espeleólogos disfruten aprendiendo como lo hago yo todavía después de más de 40 años de cuevas.

La parte deportiva es un tren que la gente pilla en marcha y sin parar. Cuando una persona se cuelga en un pozo por primera vez sale totalmente cambiada, ya tiene el veneno de la espeleo dentro y seguramente se enganchara al tren de la técnica con bastante fuerza, pero hay que explicarles cosas dentro de las cuevas para que aprendan a disfrutarlas porque sino puede ser que se conviertan en “zombies” que deambulan por las simas muy deprisa con los ojos salidos y mirando el reloj para ver cuanto han tardado en hacer la sima y comerle tiempo a la ficha técnica.

Sería genial que al salir un espeleólogo sepa como se ha formado la cavidad o por lo menos se lo imagine. Para algunos una sima es un 90, un meandro, un r3, p55, p33…..una ficha técnica.

¿Cómo ves tú el panorama actual de la Espeleología?

Me gusta. La comunicación gracias a Internet es más fluida y hay menos secretismo. A pesar de la crisis la gente tiene ilusión.

Se descubren nuevas cuevas y se colabora más entre grupos. Siempre hay líos en los clubes, pero eso nunca cambiara y hay que aceptar que en la espeleología siempre hay lio.

Las cuevas siguen estando ahí y eso es lo más importante.

Algo que nos hayamos dejado en el tintero y te gustaría resaltar.

Constatar que a pesar del mal momento mi pequeña editorial va a publicar dos nuevos monográficos de una nueva colección. La Sima de la Higuera en Murcia que es una interesante cueva hidrotermal comparable a Lechuguilla, en una zona de la cavidad donde se pueden observar fenómenos similares.

Este trabajo fotográfico del club se ha complementado con un estudio geológico del Dr. José María Calaforra, con quién he tenido el privilegio de buscar, encontrar, fotografiar y catalogar una gran cantidad de formaciones únicas y que merecen estudiarse en profundidad.

También ha sido muy acertada la aportación que han hecho mis compañeros de La Salle 3D Team, con quienes hemos hecho dos sesiones fotográficas en 3D para el libro. El libro tendrá 80 páginas y un complemento en 3D con 22 maravillosas fotos con gafas incluidas.

También se va a publicar otro monográfico de 40 paginas de la Cova de les Dones, una interesante cueva valenciana que fue descrita por Cavanilles hace más de 200 años.

El siguiente monográfico será el titulado “Nerja Incógnita” Donde se podrán ver las mejores fotos de las galerías superiores con textos referentes a su formación geológica.

Un deseo espeleológico para el futuro.

Que encontréis todos un lugar en este mundo donde ser felices y que sea en una cueva.

Que siempre seáis espeleólogos y que disfrutéis del milagro que representa tener uno de nuestros libros en vuestras manos.

Flash Black Corb os necesita compañeros, después de nuestro trabajo estáis vosotros.

Fotos: Propiedad de Víctor Ferrer y Jorge L. Romo

3 Respuestas a "Víctor Ferrer Rico"

  1. Pingback: II Encuentro de Espeleólogos Aragoneses » Club Litera Montaña

    • Jorge Romo   4 octubre, 2011 at 11:48 PM

      Os hemos colocado el II Encuentro en la Home del Periodico.

      Responder
  2. Maite   6 diciembre, 2010 at 10:00 PM

    Victor, es un placer trabajar contigo, creo que más de un cuervo nos convertiríamos en vampiros para acabar este proyecto.
    Enhorabuena por tus libros, felicidades por tus exitos y gracias por compartirlos.

    ( firmo por 10 años más…jaja)

    Maite Cádiz

    Responder

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.