El estudio de las aves como indicadores de la calidad ambiental de Neanderthal: Comparación de Gibraltar y Zafarraya

Clive Finlayson (a, b), Stewart Finlayson (a, c, *), Francisco Giles Guzman (d), Antonio Sánchez Marco (e), Geraldine Finlayson (a, b), Richard Jennings (f), Francisco Giles Pacheco (g), Joaquin Rodriguez Vidal (h).

a Department of Natural History, The Gibraltar Museum, 18-20 Bomb House Lane, Gibraltar

b Institute of Life and Earth Sciences, The University of Gibraltar, Gibraltar Museum Associate Campus, 18-20 Bomb House Lane, Gibraltar

c Department of Life Sciences, Anglia Ruskin University, East Road, Cambridge, Cambridgeshire, CB1 1PT, United Kingdom

d Palaeolithic Archaeology Unit, The Gibraltar Museum, 18-20 Bomb House Lane, Gibraltar

e Area of Neogene and Quaternary Faunas, Institut Catalan de Paleontologia Miquel Crusafont, Sabadell, Barcelona, Spain

f School of Archaeology, University of Oxford, Hayes House, 75 George Street, Oxford, OX1 2BQ, United Kingdom

g Gibraltar Caves Project, The Gibraltar Museum, 18-20 Bomb House Lane, Gibraltar

h Departamento de Geodinámica y Paleontología, Facultad de Ciencias Experimentales, Campus del Carmen, Universidad de Huelva, 21071 Huelva, Spain

Comparamos los sitios del Paleolítico Medio de Gibraltar y Zafarraya en el sur de la Península Ibérica.

Utilizando a las aves como indicadores de la calidad ambiental y donde se demuestran enormes diferencias entre la costa y el interior, en lugares de montaña, sitios separados por menos de 150 km.

Llegamos a la conclusión de que los sitios de Gibraltar representan ubicaciones donde se ha repetido la ocupación por los neanderthales durante decenas de miles de años, mientras que Zafarraya representa un lugar de visitas esporádicas para determinada circunstancias. Esto se produce en respuesta a condiciones climáticas muy diferentes.

Nuestros resultados muestran la importancia de la calidad ecológica en la comprensión de yacimientos paleolíticos y metapoblaciones y cómo las aves son particularmente informativas en nuestra comprensión de la ecología de tales sitios.

Una perspectiva ecológica es fundamental para la comprensión de la dispersión del ser humano y la extinción en el Pleistoceno (Finlayson, 2004).

Un ejemplo de ello es la climatología inestable y fluctuante del mundo del Pleistoceno tardío, sobre todo entre los 50 y hace 30 mil años (ka), de Eurasia (Finlayson y Carrión, 2007).

En Eurasia, este período corresponde a la extinción de los Neanderthales, la llegada de los humanos modernos y el mestizaje de ambas poblaciones (Callaway, 2015). La distribución de las poblaciones humanas durante este período probablemente tomó la forma de un mosaico a través de una gama de escalas de espacio y tiempo, desafiando la interpretación por los métodos probados y disponibles para los arqueólogos y paleoantropólogos.

PDF: http://www.cota0.com/wp-content/PDFS/gibraltar2016.pdf 

© 2015 Elsevier Ltd y INQUA.

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.