José María Gutiérrez Romero, Málaga 1956-1985

Nace en Málaga en 1956 y muere el 31 de octubre de 1985 en el Sifón del Pozo del Infierno (Hoces de Vegacervera, León).

Sintió desde niño un profundo amor por la naturaleza. Su pasión por la montaña e interés por conocerla le llevó, en 1974, a integrarse en el Grupo de Exploraciones Subterráneas de la Sociedad Excursionista de Málaga. Aquí empezó una intensa actividad espeleológica a la que, durante once años, se dedicó en cuerpo y alma.

Fue presidente del GES de la SEM (1978-1980) y presidente de la Federación Andaluza de Espeleología (1983-1985). En 1980 obtuvo el título de monitor de la Escuela Andaluza de Espeleología y, en 1984, el de instructor. Fue miembro del Grupo de Rescate y Espeleo-Socorro (GRES) del Excmo. Ayuntamiento de Málaga, en el que ingresó en 1982 como policía local.

También perteneció a la Comisión Nacional de Espeleo-Buceo.

En 1979 se integró en el Centro de Documentación Espeleológica (CDE) de Barcelona como delegado en Andalucía y miembro del equipo de redacción de la revista Bibliografía Espeleológica Hispánica.

Asimismo fue delegado de la Comisión de Documentación de la Unión Internacional de Espeleología.

Dirigió el Departamento de Documentación de la Escuela Andaluza de Espeleología (1980-1982), la Biblioteca Andaluza de Espeleología (1980-1985), la revista Andalucía Subterránea (1983-1985) y Specus (1984-1985).

Dio conferencias, escribió numerosos artículos y colaboró en diversas revistas espeleológicas.

De entre las múltiples actividades  subterráneas desarrolladas en Málaga, destaca su participación en las exploraciones de la sima GESM y en los trabajos de topografía y exploración del Sistema Hundidero Gato, en el que se consiguen los 9 km de desarrollo y lo convierten en la mayor cavidad de Andalucía.

En 1979 participa en la exploración de la Sima de las Grajas (Loja, Granada), alcanzado los -145 m y situándola en la segunda cavidad más profunda de la provincia. En el mismo año, junto con Emilio López Martín, halla importantes pinturas paleolíticas en la Cueva Navarro IV (La Cala, Málaga).

En 1980 participa en la exploración de la Cueva-Sima del Negro (Antequera), la sexta cavidad en yesos con mayor recorrido en España (1.275 m). En 1981 forma parte de la campaña de topografía y estudio de la Cueva de Nerja (Málaga), trabajo galardonado con el Premio de Investigación del Patronato de la cueva.

Cuenta en su haber con la exploración, en 1981, del Sifón del Lago Terminal de La Raja Santa (Atarfe, Granada), donde se consigue el mayor recorrido subacuático andaluz, récord que supera en 1984 con la inmersión en la Surgencia de Río Grande (Yunquera, Málaga).

En el capítulo de Espeleosocorro participa en el rescate de cuatro espeleólogos alicantinos en el interior de Hundidero Gato (1976) y cinco años después, en la misma cavidad, en el de los montañeros marbellíes Carmen Aguilar y Eduardo Urbano que fallecen ahogados.

Aquel mismo año 1981 colabora en el rescate del espeleólogo Pedro Hernández, también ahogado en la Sima de la Raja Santa (Atarfe, Granada).

Lleva a cabo exploraciones en Francia, Marruecos, Austria, País Vasco, Huesca y Cataluña.

Forma parte de las dos campañas en Argelia (1982 y 1983) organizadas por miembros del ERE del CEC de Barcelona y del GESM de Málaga en las que se exploran y topografían un gran número de cavidades en sal y se bate el récord de profundidad en simas excavadas en este material.

El 31 de octubre de 1985, de camino a un encuentro de espeleosocorro en Lugo, se sumerge con su compañero Federico Ruíz Ortiz en el Pozo del Infierno (Vegacervera, León). Allí, a 40 metros de profundidad, ambos nos dejan.

Datos y fotos proporcionados por Loreto Wallace, Montserrat Ubach, Toni Nubiola, Lucila Gutiérrez, Silvia Gutiérrez y J.M. González Ríos. Biografía publicada en el Libro Quien es Quien en la Espeleología, de Sarawak.

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.