Nuevas especies troglobias en Cuevas de Guipúzcoa

Nota sobre especies cavernícolas troglobias nuevas para la ciencia de cuevas de Guipúzcoa (País Vasco): Adenda y estado de las investigaciones.

La fauna cavernícola de Guipúzcoa incluye un conjunto de más de 400 especies de animales cavernícolas, en sus distintas categorías ecológicas. Destaca de modo notable la elevada representación de troglobios (o cavernícolas estrictos), los cuales comprenden 116 taxa hasta ahora estudiados y descritos, pertenecientes a 34 familias de 18 grupos zoológicos distintos. Esto hace de la región de Guipúzcoa (y territorios vascos contiguos) uno de los más importantes hotspots de troglobios a nivel mundial (Galán, 2006).

Actualmente, el número de troglobios conocidos en el mundo asciende a 8.000 especies, por lo que el promedio de su biodiversidad por área -a nivel mundial- oscila en torno a 60 taxa troglobios por millón de km2. Sólo una docena de países en el mundo contiene 100 o más taxa troglobios por país (con áreas que cubren cientos de miles a millones de km2) (Culver & Holsinger, 1992; Elliott, 1994; Juberthie & Decú, 2001; Pinto Da Rocha, 1995; Reddell, 1981). Por ello, que un territorio como Guipúzcoa, de apenas 2.000 km2, contenga más de 100 taxa troglobios, supone uno de los valores más altos en biodiversidad a nivel mundial. Hecho extendible a territorios vascos contiguos.

La región de Guipúzcoa está incluida en una banda o cordillera de alta diversidad de troglobios, propuesta por Culver et al (2006), la cual se extiende en Europa desde Slovenia (en los Balcanes) y N de Italia, por el SE de Francia, vertiente N de los Pirineos (departamentos franceses de Ariège y Haute Garonne), y País Vasco, y prosigue en Norteamérica en el Bajo Plateau de Alabama (condados de Jackson, Madison y Marshall). La región de Gipuzkoa está incluida entre los 5 hotspots de troglobios más diversos del globo (Galán, 2006, 2011) y por ello resulta de gran interés para rastrear relaciones paleo y biogeográficas en los karsts europeos.

Obviamente, amplias áreas en las regiones tropicales del planeta están aún insuficientemente prospectadas. Los hallazgos en tales regiones se suceden año tras año (Galán, 1995; Juberthie & Decú, 2001; Galán & Herrera, 2006a, 2006b; Galán et al, 2009) y diversas estimas conservadoras han propuesto que la cifra de troglobios tropicales puede llegar a multiplicarse por 4 á 10 veces durante el presente siglo (Culver & Holsinger, 1992). Los karsts europeos han sido objeto de estudios más detallados pero aún queda mucho por conocer, y es probable que llegue a duplicarse el número de taxa troglobios conocidos.

En Guipúzcoa, el esfuerzo de investigación en este campo ha sido discontinuo, y ha tropezado repetidas veces con falta de taxónomos y de financiamiento adecuado para estudiar los materiales colectados. Pero a medida que se realizan nuevas investigaciones, va quedando de relieve la enorme riqueza y potencial en biodiversidad faunística que encierra el archipiélago de zonas kársticas existente en este pequeño territorio vasco (Galán, 1993, 2006, 2008; Galán & Nieto, 2010; Galán et al, 2010; Prieto, 2007; Zaragoza & Galán, 2007).

Algunos de los hallazgos más recientes, correspondientes a la última década, han sido difundidos en revistas especializadas, de distribuciones relativamente restringidas, por lo que son poco conocidos fuera de los ámbitos zoológicos que dichas publicaciones abarcan. Entre estos se incluye la descripción de especies troglobias nuevas para la Ciencia de cuevas de Guipúzcoa (y territorios vascos contiguos), la extensión de distribución de otras, o el reporte de nuevas citas de raras especies troglóxenas (que encuentran en el País Vasco su límite de distribución). El objeto de este trabajo es poner de relieve y difundir estos hallazgos, a la vez que comentar su importancia e interés para la biodiversidad del país.

Se comentará en adición el estado en que se encuentran las investigaciones sobre otras potenciales nuevas especies, actualmente en proceso de estudio o de descripción. Y el interés que reviste la actualización de datos para la adecuada conservación de la biodiversidad.

Resultados

Entre los nuevos hallazgos destacan los reportes y descripción de nuevas especies de colémbolos cavernícolas y edáficos, producto del excelente y minucioso trabajo taxonómico que vienen efectuando E. Beruete, J.I. Arbea y R. Jordana, desde el Departamento de Zoología y Ecología de la Universidad de Navarra.

En lo que concierne a Guipúzcoa, previamente Beruete et al (1994) habían descrito la nueva especie troglobia Onychiurus aranzadii (Familia Onychiuridae), cuyo nombre específico fue dedicado a la Sociedad de Ciencias Aranzadi, y que se basó en material colectado en 1966 por C. Galán en la sima Troskaetako leizea (Sierra de Aralar, Gipuzkoa). Esta especie pertenece al grupo O. minutus.

En la década del 2000, los mismos autores antes citados aportan otra novedosa contribución, poco conocida por los no especialistas. En ella Beruete et al (2001) revisan las especies de Onychiurus del grupo O. boneti, redescriben la especie tipo Onychyurus boneti, y describen un conjunto de ocho especies cavernícolas relacionadas de los karsts de Gipuzkoa y Navarra. O. boneti Gisin, 1953 queda circunscrita a las zonas de Lekunberri, Alli, Larraun y Muguiro, en el Aralar navarro, incluyendo material colectado por nosotros de la Cueva de Egar II (Larraun, Baraibar) en 1968.

Las nuevas especies del grupo O. boneti, por sus características morfológicas y quetotaxia pertenecen, de acuerdo con Yoshii (1995) al subgénero Orthonychiurus Stach, 1954. Dos de ellas han sido encontradas y descritas de cuevas guipuzcoanas.

En otro detallado estudio (Beruete et al, 2002), Beruete & Jordana describen otro conjunto de nuevas especies de colémbolos cavernícolas del género Pseudosinella (familia Entomobryidae) del distrito bioespelelógico vasco.

Las especies representadas en Guipúzcoa comprenden a: Pseudoniphargus incantatus Notenboom (sólo conocida de cuevas y surgencias en Aitzbitarte, Guipúzcoa, y en Zugarramurdi, Urdax y Yanci, en las cuencas del Ugarana y del Bidasoa, Navarra), P. unisexualis Stock (es conocida de cavidades de zonas altas y aguas frías en Aralar y Aizkorri, sima de Ormazarreta 2 y cueva de San Adrián, respectivamente), y P. vasconiensis Notenboom (la cual tiene una distribución más extensa y a menor altitud, en cuevas y surgencias de Aralar, Otsabio, Aizkorri y Ernio, incluyendo regiones limítrofes con Navarra y Álava (Galán, 1993).

En esta nota aportamos nuevas localidades para dos de las especies. Pseudoniphargus unisexualis fue hallada en 1984 por A. Galán en la sima de Larretxikiko leizea (1.175 m.snm.) y en 2010 por C. Galán en Saastarriko kobea 1 (895 m.snm.), ambas en el Urgoniano Sur del Aralar guipuzcoano. Pseudoniphargus vasconiensis fue hallada por C. Galán en 2004 en Errekontako leizea (650 m.snm, en el collado de Ausa-gaztelu, Aralar), en 2005 en Sabesaiako leizea (750 m.snm., en Ernio), en 2010 en Sagain zelaiako kobea (670 m.snm., Ernio), y en 2009 en Salturriko kobea (428 m.snm., en la zona de Galarra-Beneras, Udalaitz), constituyendo este el primer reporte publicado para Udalaitz.

Para ver el trabajo completo en PDF ir a: http://www.cota0.com/wp-content/PDFS/especiesnuevas.pdf

Carlos Galán

Laboratorio de Bioespeleología Sociedad de Ciencias Aranzadi

 

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.