¿Dónde desaparece el agua de los glaciares?

Un equipo de Investigación, compuesto por treinta científicos, de las Universidades de Berna, Friburgo y Lausana, en estrecha colaboración con el SISKA (Instituto Suizo de Espeleología y Karstología), han comenzado sus trabajos para resolver un enigma. Este equipo multidisciplinar realiza diversos ensayos en el Glaciar de Plaine Morte.

El objetivo es encontrar la solución a varios dilemas: ¿Dónde llega a desaparecer el agua del deshielo? y ¿Confluye hacia Valais y Berna?

El equipo de investigación está utilizando un método de probada eficacia mediante la introducción de marcadores fluorescentes en las aguas del glaciar.

Estos trazadores cruzaran los sistemas subterráneos durante semanas después de la coloración, los resultados serán controlados por un equipo de más de treinta personas que estarán encargadas de tomar muestras de aguas de las diversas fuentes más importantes de la zona, en busca de rastros de los trazadores.

Se espera contar con los primeros resultados a principios del próximo otoño.

El objetivo es analizar los recursos hídricos de la Región de Sierre Crans-Montana, y comprobar las opciones actuales y los instrumentos necesarios para realizar una política de gestión sostenible del agua de ésta región.

El Glaciar Plaine Morte, situado en la Región de Sierre Crans-Montana, es una reserva considerable de aguas, que ante la escasez actual, se convertirá en un valor futuro cada vez más importante.

Según las estimaciones de los investigadores, los glaciares habrán desaparecido casi por completo a finales de este siglo. Esta importante reserva de agua de fusión de los glaciares puede ser beneficiosa y útil, tanto para el turismo, la agricultura como para la producción de electricidad.

Pero ¿Quién se beneficiará de estas aguas?, ¿Los habitantes de Lenk en el lado bernés ó los de la Región de Sierre Crans-Montana en el lado del Valais?. La situación hidrogeológica es muy compleja en el área del Glaciar Plaine Morte, por lo que requerirá muchas clarificaciones.

Gilles Berreau. www.lenouvelliste.ch/fr

Sube un Comentario

Tu email no sera publicado.